Jan Soeken

agosto 29, 2019

© Jan Soeken, 2019

-Hi Jan! What attracted you about Unai´s dream?
I liked that the description of the dream was quite basic and simple but absurdly random in its elements. I had a scenario in my head right away. And also I am a huge fan of dinosaurs.


-You have an ongoing series of drawings where you are the illustrator and your 3 year old daughter is the art director. How did you start this series? Do you borrow her felt-tip pens?
When my daughter started speaking she would ask me stuff about the drawings I was working on. And sometimes she would make suggestions of what to add to the drawing. I totally loved what she said. She was a hundred percent serious and totally into it. Just like an artist should be. So we decided to form a Team. She is the art director. I am the illustrator.
A couple of years back I found an abandoned pack of felt-tip pens at my day job at the time. Since nobody wanted them I took them home and started using them. Seems like I developed a taste. My daughter likes using them a lot herself. She has her own, though.


-What childhood memories are you recovering thanks to your baby daughter?
Her playing endless hours non stop reminds me of how I used to do that like a lunatic, as well. Also her general way of looking at things brings me back to my childhood. Everything is so important and matters to her. Like, the way I tie her shoe. Or the color of her plate. I love that. It’s funny in a way, but I totally get it.


-Please tell a recent dream of your own.
I can´t remember any recent dreams. Maybe I have to start my days slower.


Unai, 9 años

-¡Hola Jan! ¿Qué te parece el sueño de Unai?
Me gustó que fuera básico y simple pero absurdamente random en conjunto. De inmediato vi el escenario. Además soy muy fan de los dinosaurios.


-Has empezado una serie de dibujos donde tú eres el ilustrador y tu hija de 3 años la directora de arte. ¿Cómo surgió esta colaboración? ¿Usas sus rotuladores de colores?
Cuando mi hija empezó a hablar me hacía preguntas sobre los dibujos en los que estaba trabajando. A veces me sugería que añadiera algunas cosas y me encantaba lo que decía. Se sentía muy segura de lo que opinaba, tal y como debería sentirse un artista. Así que decidimos formar un equipo: ella es la directora de arte, yo el ilustrador.
Hace un par de años encontré abandonado un paquete de rotuladores de colores en el sitio donde trabajaba. Como nadie los quería, me los traje a casa y empecé a usarlos. Le encontré el gusto. A mi hija también le gustan mucho. Tiene su propio paquete.


-¿Qué momentos de tu infancia has revivido con la llegada de tu hija?
Sus juegos interminables me recuerdan que yo también solía jugar como un lunático. Su modo general de ver las cosas también me devuelve a mi infancia. Todo es tan importante y significativo para ella. Como el modo en que ato el cordón de su zapato. O el color de su plato. ¡Me encanta! Es chistoso pero está lleno de sentido.


-Cuéntame un sueño reciente.
No recuerdo ninguno reciente. Quizá debería empezar los días con más calma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: