Solo contra el mundo

febrero 4, 2017

© Me against the world by Wren McDonald.

#35. SOLO CONTRA EL MUNDO. Por Wren McDonald.

Como ingredientes para ilustrar un acordeón, el ilustrador juega con
seis sueños de niñas y niños que mezcla siguiendo un mecanismo
parecido al que genera un sueño: imágenes de diversa procedencia y
tiempo se unen formando una historia.

Solo contra el mundo“, ilustrado por Wren McDonald, es el acordéon #32 de la serie 6dreams, editada por elmonstruodecoloresnotieneboca.

Uno de los sueños del acordeón dice así: “Mi sueño fue que me picó una
ortiga y me dolía tanto que me arrancaron un brazo, y no sé por qué
con un solo brazo podía hacer muchas cosas, como comer sola. Y me
acostumbré a hacer muchas cosas con un solo brazo”.

Como una manera de reivindicar la confianza en uno mismo, ideamos a una
protagonista tan valiente como Bethany Hamilton, la surfista hawaiana
a la que un tiburón tigre le arrancó un brazo cuando tenía 13 años.

 

ENTREVISTA CON WREN MCDONALD
(Por Roger Omar. Enero 2017)

-PARTE 1-

-Hola Wren, ¿qué tan divertido es ilustrar sueños de niños?
Mucho. Ilustrarlos me ha permitido dibujar cosas que normalmente no
dibujaría. Dibujar los sueños de otros puede ser divertido, pero
parece que en los sueños de los niños (o al menos en la serie de
sueños de “SOLO CONTRA EL MUNDO”) siempre hay batallas del bien contra
el mal, persecuciones y peleas contra monstruos y otras criaturas
fantásticas. Todo eso es muy divertido de dibujar.

-¿Puedes describir el concepto del acordeón “SOLO CONTRA EL MUNDO”?
A partir de una serie de seis sueños empecé a pensar en sus
conexiones y los visualicé libremente construyendo una narrativa. En
las primeras pláticas Roger y yo pensamos que la niña de un solo brazo
del primer sueño sería una gran protagonista. Y cuando vi que había un
sueño donde el universo explota, pensé que había encontrado un buen
final. Decidí que el reloj que la protagonista lleva al océano podía
ser un artefacto “tardis-esque” para viajar entre dimensiones y
tiempos.

© Me against the world / Sketch by Wren McDonald.

-Un monstruo de hielo, zombis descabezados, gusanos gigantes,
dinosaurios… hacen un cóctel explosivo para crear una historia.

Haha. Sí, por supuesto. No es frecuente encontrarte a todas estas
criaturas en una misma narrativa. Quizá en la temporada final de
“Buffy the Vampire Slayer”…

-¿Qué opinas de la persistencia de la protagonista: una niña con un solo brazo?
Me gustan los personajes que pierden miembros y eso no los detiene.

-En tu historia hay un inicio y un final muy claros. ¿Por qué elegiste
una secuencia lineal?

En lugar de crear una serie de seis sueños inconexos, me interesaba
crear una historia. Disfruté uniendo las piezas como en un
rompecabezas.

-¿Cómo hiciste para apropiarte de los sueños y llevarlos a tu universo gráfico?
Tomé algunas situaciones interesantes y emotivas y las exageré al
dibujarlas. Por ejemplo, me gusta dibujar monstruos, multitudes y
elementos de ciencia ficción, y con todo eso armé mi propia
interpretación.

-¿Cuál de los seis sueños es tu favorito? ¿Qué sueño disfrutaste más dibujando?
Mi favorito es el sueño del final: “Soñé que un reloj digital se
mojaba y explotaba el universo”.
Es tan simple, poético y relevante…
Pero mi sueño predilecto de dibujar fue probablemente el del football.
Me encanta dibujar multitudes en acción. Imaginarme a la
protagonista rodeada de una multitud de deportistas descabezados fue
espectacular.

-¿Por qué te gusta dibujar multitudes?
Por el detalle. En una imagen saturada puedo esconder recursos
narrativos que añaden densidad al mundo de ficción.

-¿Fueron tiempos tranquilos o turbulentos cuando ilustraste el acordeón?
Acababa de terminar un extenso cómic y me sentía exhausto. Este
proyecto fue refrescante. Como contrapunto, me gustó dibujar las
historias de otros y mi abordaje fue distinto al que acostumbro.

-La protagonista del acordeón es perseguida mientras se enfrenta a
varios peligros y avanza hacia la última página del acordeón. La
persecución es un tema recurrente en los sueños… ¿Dibujaste alguna
referencia a tus propios sueños en la historia?

No incluí ningún elemento de mis sueños pero todos los de la serie me
suenan familiares. He tenido un buen número de sueños donde escapo de
los monstruos.

CONTINUARÁ…

Perros Salvajes

enero 23, 2017

© Wild Dogs by Lukas Verstraete

#33. PERROS SALVAJES. Por Lukas Verstraete.

~
Pasan varios años desde que los sueños se escriben hasta que son
publicados en forma de acordeones ilustrados. Cada acordeón reúne seis
sueños que un ilustrador transforma en una historia de un metro de largo (el tamaño del acordeón desplegado).
La imagen se lee como una narrativa continua (con el acordeón abierto)
y como imágenes individuales en cada página (con el acordeón cerrado).
~

Perros Salvajes” es el acordeón #33 de la serie 6dreams, editada por
elmonstruodecoloresnotieneboca. Ha sido ilustrado por el artista belga
Lukas Verstraete, a partir de seis sueños de niñas y niños oaxaqueños,
recogidos por Roger Omar en noviembre del 2014. Los sueños elegidos
para este acordeón son en su mayoría trágicos, incluyendo uno de los
relatos más terribles narrados desde el inicio del
proyecto.

Lukas Verstraete

ENTREVISTA CON LUKAS VERSTRAETE
(Por Roger Omar. Enero 2017)

-PARTE 1-

-Hola Lukas, ¿qué soñaste ayer?
Soñé con una morsa enorme rebotando sobre mi cama de un lado a otro.

-Los sueños para “Perros Salvajes” son en su mayoría pesadillas. La
protagonista del acordeón es una niña que busca a su perro. ¿Hay algún
consuelo para esta niña o para cualquier otro personaje en la historia
que dibujaste?

Siento anunciar que ninguno de los soñadores tendrá un buen final. Pero al
reverso del acordeón sí cabe la posibilidad de entrever algún
consuelo, especialmente para la niña, que reemplaza a su perro perdido
por una jauría de perros salvajes. Aunque ya no volverá a ver a su
querido perro amigo.

Sueño de Ximena

Sueño de Leonel

Sueño de Leonel

Sueño de Litzi

                  Sueños originales recogidos en Oaxaca, México.

-¿Cómo fue tu acercamiento al ilustrar estos sueños? ¿Te centraste en
el drama, en los escenarios, o simplemente disfrutaste dibujando
libremente?

Como hicieron muchos ilustradores de acordeones anteriores, quería
mezclar todos los sueños en un gran dibujo, donde un sueño te lleva a
otro. Así que puse el acento en el drama. Pero también quería
conseguir una narrativa sólida, de modo que el escenario fue mi
primera aproximación al combinar los sueños, que me parecen los más
crueles que he escuchado jamás de la boca de un niño.

La historia cotidiana de una niña que busca a su perro me parecía muy
apropiada para conectar todos los sueños. Una situación cotidiana es
el comienzo ideal para dar lugar a situaciones crueles y extrañas.
Durante su búsqueda la niña transita por los lugares y experiencias
más lúgubres.
-Lo siento por Ximena-.

© Lukas Verstraete - WILD DOGS sketches

© Lukas Verstraete - WILD DOGS sketches

                  Sketches for Wild Dogs, by Lukas Verstraete.

-¿Cuál fue tu impresión, como artista belga, de estos sueños de niños
mexicanos? ¿Te parecían pequeños dramas dignos de ilustrar? ¿O quizá
imaginabas a los soñadores tan torturados como los personajes que te
gusta dibujar?

Un sueño es un reflejo de una realidad oculta. Ocurre lo mismo cuando nos aproximamos a la realidad del otro. Saber que la vida en Bélgica es distinta a la de México, pero sin posibilidad de experimentarla, me alejaba del contexto de dichas pesadillas.
Podría haber intentado interpretar los sueños de acuerdo a su
realidad. Pero era más honesto traducir sus historias a mi estilo de
dibujo. Bastaba con leerlas. Al final fue una coalición entre dos
personas, dos creadores que no se conocen, con distintas edades y
background pero con un proyecto común.

© Lukas Verstraete - WILD DOGS sketches

                  Sketches for Wild Dogs, by Lukas Verstraete.

-¿Hay historias en el folk belga tan salvajes como estos sueños?
Creo que cada ciudad de Bélgica tiene su propio folclore salvaje.
Crecí en Eeklo (entre Gante y Brujas). Allí se cuenta una historia
llamada “De Herbakker”. Si crees que tu cara o la de tu pareja es fea, puedes ir a Eeklo para que te re-hornen la cabeza. Te la cortan y
la ponen en el horno para ser transformada por diestros horneros en
una cara adorable. Mientras esperas, te ponen como cabeza provisional
una col de Saboya sobre el cuello (no me preguntes por qué).
Desafortudamente, el “Herbakker” no siempre tiene éxito re-horneando
la cara. A veces se vuelve una monstruosidad o una cabeza ardiente.

-Dibujaste el acordeón empezando por la portada, y este inicio te
marcó el tono y sentimiento del resto de la historia. ¿Puedes
explicar?

Crear el tono y el sentimiento llegó después de realizar bocetos y de
pensar mucho. Mientras dibujo pienso y viceversa. Así que mucho antes
de dibujar la portada ya tenía un concepto aproximado de cómo se vería
esta pesadilla interminable. La portada sería la primera página de la
historia, así que la dibujé. Fue raro porque no sabía exactamente qué
pasaría en las siguientes páginas. A menudo la portada es el reflejo
gráfico del interior de la historia, pero como en este caso es también
la primera página, no podía centrarme sólo en eso. Quería un tono
sólido en la portada para expresar el sentimiento del resto de la
ilustración.

-Ilustraste una pesadilla, especialmente oscura, que trata sobre un
niño al que los médicos le cortan manos y pies, de tan débiles que
están porque su madre lo golpea continuamente… Como ilustrador
tienes la oportunidad de elegir qué imágenes mostrar… Cuando vi tu
sketch te sugerí mostrar el momento previo al corte de pies, pero
preferiste mostrar la escena en toda su crueldad. ¿Tienes un gusto
especial por la brutalidad gráfica?

En un sueño, como reflejo de la imaginación, todo es posible. No
conozco la vida de Juan pero es increíble que un niño sea capaz de
soñar esta clase de crueldad. Increíble desde el lado positivo y
negativo.

Positivo porque a menudo pensamos que los niños no pueden manejar la
brutalidad en la gráfica, y que debemos dibujar todo adorable y lleno
de gatitos y perritos. No soy el único con gusto por la brutalidad. En
todo ser humano se esconde una curiosidad por un poco de horror y
violencia.
Negativo porque ignoro qué parte de la vida de Juan lo motivó a
imaginar este sueño. La imaginación es temporal. La realidad es de por
vida. Y debemos salvar a los niños de toda crueldad interminable. Pero
ocultar esta escena habría sido no tomarme al niño en serio. Ocultarla
habría sido también ocultar la crueldad real con la que muchos niños
conviven.

© Wild Dogs by Lukas Verstraete

Además, esta escena refuerza toda la historia. La niña que llora y
busca a su perro aparece especialmente afligida en esta página.
Esta escena fue clave en la narrativa y es todavía el
sueño que mejor recuerdo.

Sueño de Juan Carlos / 6dreams.tumblr.com

                  Sueño original recogido en Oaxaca, México.

-Me encanta el tono “crudo” y artesano de tus dibujos y pinturas.
¿Viene de familia, de tu educación como artista?

De hecho algunos de mis primos son también artistas. Todos le debemos
el placer por dibujar a nuestro abuelo, que tenía una mente
maravillosa y un gran amor por la imaginación en la vida cotidiana,
con la crudeza que eso supone. Sospecho que ese tono lo heredé de él.

-En el reverso del acordeón se leen los sueños escritos por los niños.
Los dibujos que acompañan estos textos me recuerdan a ilustraciones de
enciclopedia. ¿Cómo llegaste a esta idea?

Cuando tenía 16-17 años tenía un sketchbook llamado el “Bazaar”, donde
acompañaba cada dibujo con un trozo de texto, ya fuera de ficción o
basado en hechos científicos. Era un libro donde recogía mi
fascinación por la ciencia, la historia, la cotidianidad y la
imaginación. En conjunto parecía una enciclopedia, pero tal y como
sucede en los sueños, no siempre podías distinguir la imaginación de
la realidad. Aún me sigue gustando jugar con esa vaga frontera.

-Tu letra artesana es genial. ¿Qué tan frecuente dibujas tipografía?
Toda mi carrera académica estuvo llena de grandes problemas para
encontrar las tipografías adecuadas. La práctica hace al maestro.

CONTINUARÁ…

Para Siempre – Lea Heinrich

noviembre 1, 2016

#29. Eternally. By Lea Heinrich

#29. PARA SIEMPRE / ETERNALLY. Six dreams by Dorett. Illustrated by Lea Heinrich.
Edited by elmonstruodecoloresnotieneboca.

dorettandlea.tumblr.com
leaheinrich.com
elmonstruodecoloresnotieneboca.bigcartel.com

~
INTERVIEW WITH LEA HEINRICH
(Interview by Roger Omar. September 2016)

-PART 1-

-Hi Lea! Do you remember any recent dream that connects you with your childhood?
Just a couple of nights ago I dreamed that the conservative German
village that I grew up in had turned into a desert dry ghost town,
destroyed by time and possibly wars. Me and my two younger brothers
were little kids again, exploring the new wild shape everything had
taken on. Despite the apocalyptic scenery we were excited and in high
spirits. We found vagabonds living in the ruins. Turtles were crawling
in the streets. There was a party. Nothing was the way it used to be.

-What makes you still feel like a child?
Drawing to the sound of music, laughing really hard, lifting a rock
and checking out the world of spiders and larvae who live in the dark,
dancing silly, eating what my mom cooks.

-I´ve seen a couple of your own dreams drawn (in your comic “Who are you?” and in dorettandlea.tumblr.com). Do you remember your dreams easily? Do you write or draw or use or think about your dreams regularly?
Yes, I often remember them vividly. At times I can´t believe the craziness my subconsciousness is brewing up but other times my dreams are really eye-opening scenarios. I drew the short comic “Who are you?” in a transitionary period of my life. I had finished my studies, traveled the US East Coast for a while and found myself washed up in the streets of New York City, not sure where to go and what to do next. At night I would continuously dream about hands and fingers. I would lose mine, or see somebody with some additional fingers. I started to google possible meanings of these dreams and found it quite interesting. When later a giant duck showed up in my dreamworld to return my lost fingers to me I felt that the time of wandering was about to come to an end. But it was a rather rare thing for me to draw a comic about it.

-You were living in Brooklyn at the time you illustrated the dream leporello “Para Siempre/ Eternally”. Was Brooklyn an inspiration for drawing or a distraction (too much to see)?
I am generally inspired by the people and places that surround me. I love to observe what people do and say, what they wear and how they live. Brooklyn is perfect for being so multisided and diverse. For me there is no such place with too much to see.

#29. Eternally. By Lea Heinrich

-Dorett (the girl who wrote the dreams) is from Ecuador. You found an ecuadorian devil mask (in the process blog there´s a photo where you appear wearing it) and took it as inspiration for one of the illustrated dreams, an image that you placed in the center of the leporello. What´s the story of this mask, and how close is the mask´s design with your own designs?
At first, after reading Dorett´s dreams, I was uncertain where to find the connection between this young girl from Ecuador who was now living in Spain and my German self who had just moved back to the US of A. With such different cultural backgrounds how could my drawings come up close to her imaginary world, a place so special and personal? The Ecuadorian devil mask was the inspirational key that I needed! Those knitted, multicolored balaclavas make creatures that could easily appear in my comics. I felt a link between my illustration style and this kind of Ecuadorian folk art. At a rooftop party I showed pictures of the masks to my friend Bowe who is a fashion designer. “Oh nice!” he said “I have one of these at home!”. He certainly owns the biggest vintage clothing and costume collection I have ever seen but still: what a great coincident! I borrowed it and wore it a few times with friends. I really hope we´re not all doomed now.

-You said that your studio in Brooklyn was placed in a quarter full of latin-americans. Has this added some taste for illustrating the dreams of an ecuadorian girl?
Definitely! Latin music sounding through the hot summer nights, open church doors where Bingo games in Spanish are hosted, bodegas with Piñatas hanging from the ceiling – the perfect background noise for illustrating “Para Siempre”. One day I was walking through Ridgewood, Queens, realizing that I was passing through an Ecuadorian community. I took the chance to try Llapingachos with fried egg, avocado and salad, a typical dish from a small Ecuadorian restaurant and it was delicious! I loved this about the leporello project, that it made me explore the community I was living in with even more awareness.

-Some of Dorett´s dreams seem to be religious-inspired: god announcing the world will be destroyed, the devil sending Dorett back to earth, a small bird warning Dorrett not to eat the tree´s fruits… Were you aware of this sense of religiosity while planning the leporello or there was something else that attracted your attention?
To be honest the religious elements were a bit of an obstacle for me in the beginning. Memories of old, dusty bible illustrations came into my mind at first. And it could also be a sensitive subject I thought. All just another reason why finding the Ecuadorian devil mask was such a relief. It gave me freedom and from there on I had fun with peanut shaped angels and a dreamer that explodes after eating the forbidden
fruit.

#29. Eternally. By Lea Heinrich

-While planning the leporello, how did you want it to look (to be
read) on paper? Was it clear on your mind? Did it change during the
process?

From the beginning on I wanted the leporello to be read like a comic.
Since all the dreams are narratives it seemed appropriate. I made some
backgrounds continue behind the panel separations to connect the
stories into one big image and to create a flow for the eye to follow.

-You chose a purple pantone. Which purple things surround you right
now? What feelings do you relate to this color?

I can´t see anything purple here. But the garden has some flowers that
will flash in deep purple when the sun is up tomorrow morning. I like
the colors ambivalence. Red and blue, warm and cold, good and bad.
Like anything could happen in a purple dream sequence.

-In the cover of “Para Siempre” the dreamer appears sleeping gently
while being surrounded by sharks. Place yourself in this dream: Is
there anything that protects you that others may fear?

That´s an interesting question! I have been traveling alone quite
often in my life and always felt safe enough in the world to continue
going to faraway places. Maybe there were sharks around me sometimes
while I was confident just like the sleeping dreamer and nothing bad
ever happened to me either.

~

© Valentine GallardoValentine Gallardo shares her views about dreaming.

(Interview by Roger Omar. August 2015)

*

PART 1

R: Would it make a big difference in your social life if every morning you call the people you dreamed of?
V: I tend to dream mostly about people I see on a regular basis. It depends if I’d have to tell them about the dream or if I’d just call them to chat. On occasions I tell people I dreamt about them and I’m afraid to come off as a creep, because dreams are so meaningful that most of the time you can’t just go ‘hey, you died in my dream last night’ or something. Sometimes there are people I haven’t seen in a long time that appear in a dream and I realize I miss them and then I do write or call them.

-How different is the Valentine in dreams from the Valentine in actual life?
Just the same person but with more interesting abilities like bouncing off the ground like there’s no gravity. Rarely, I’m a completely different character, like an old criminal in medieval times, or maybe I’m nobody or nothing.

-Would it be a luck or more like a tragedy if any random day you stay in the dream with no chance to wake up?
It depends if I was made aware of it, or not. Maybe if I wasn’t aware that I was dreaming, I’d just go on living like this forever without noticing that anything strange has happened, so it would be neither luck or tragedy. If somebody told me I was asleep and never to wake up again I would probably be horrified.

© Photo by Jana Vasiljevic

Photo by © Jana Vasiljević.

-When did you start registering your dreams? Do you mostly write or draw them?
I don’t know when I started to write them! Probably in a diary, maybe when I was a teenager. One of my first projects when I started to study in art school in Brussels was to make small dream comics, so it’s something that’s been there since a while. It came rather naturally. The more you write about it the more you think about it and then the more you remember as well. Then you’re only a step away from lucid dreaming, which is really cool.

-Has the habit of drawing your dreams revealed you anything significant about yourself?
Definitely, many things. I think it’s healthy to pay attention to your dreams, it helps to know yourself better. You might think that a problem is solved but then you dream about it and you know that you’ve been lying to yourself. I think everybody should scrutinize their dreams. It would probably get rid of a lot of frustration. Then writing is really important for that as well.

 © Photo by Jana Vasiljević

Photo by © Jana Vasiljević.

-Is there anything (material, sound, feeling, encounter) during the day that reminds you or makes you aware of a recent dream?
That’s often how I remember a dream that otherwise vanished from my mind. Mostly it’s something somebody says, or the sight of a person. Rarely with sound though. Dreams where sound and/or colour are vivid are some of my favourite. It happens that a melody is created in my dream and I wake up thinking ‘this is a really good song’ only to realize a bit later that it was quite silly.

-Do you have any special look at reality after registering so many of your dreams?
Yes definitely! I think that it taught me that things are not always what they seem and you shouldn’t take your impression of reality as a solid, unmovable thing. There are many different ways to view the world and I find that general consensus is to be distrusted.

-Has comic been a good medium to tell your dreams?
My opinion is that comics are the PERFECT medium to draw dreams. Because they work in the same way, I think. They are both succession of images with some gaps in between and then some meaning is created in between the fragments. That’s how I remember dreams anyway, in fragments. I can’t imagine a better way to translate dreams than comics. But then again, it’s just a translation. I really wish that there was a dream recorder of some kind, I think many people have tried and fail to make such a device.

-Besides drawing comics of your dreams, have you given them any other practical use or physical form?
I talk about them a lot, and I’m grateful that I know people that also think dreaming is interesting, but I haven’t done anything else with the dreams than writing and drawing.

-What is your own hypothesis about dreaming?
It’s a constant source of wonder for me. I think people dream to organize their thoughts and impressions or let out their frustrations, but I have no idea where such fantastical stories come from.  I guess dreaming is like a trance or a moment of abandon and that’s where the interesting ideas usually appear. I have much less imagination when I’m fully awake.

**
PART 2

About Valentine’s “Tomorrow I´ll be gone” comic book (Published in August 2013 by TMH).
Online version

-How did “Tomorrow I´ll be gone” originate? Does it reflect a specific time period of your dreams? Is it part dream-inspired and part invention?
It does reflect a specific time period of my life, when I was going through a lot of personal changes. Of course it is part invention as well, or at least I ‘sewed’ together parts of dreams and memories, I connected them to make a story. I really did have a dream about dr. Phil though!

-In some pages, you (as the main character) can fly or gently float during a fall. Do you prefer flying than taking a walk?
It’s weird to refer to the character as me, but I guess I am. She is a puppet who is acting out my stories. Yes, I do prefer flying, it’s much more enjoyable. I wish we weren’t stuck in these clumsy, ill-adapted bodies and that we could bounce or fly away instead of dragging ourselves slowly on the ground.

-Some of the characters in the album are mythological creatures (the 3 eyes girl, the snake girl, the horned girl)… Were these girls really in your dreams or they´re just part of your favorite topics?
They were really characters in my dreams but I guess I gave them this specific look. The snake girl is based on a children’s story that my mom read when she was small, and the horned girl from the sea looks a bit like a character I saw in ‘Adventure time’.  I draw three eyes on people who have the power to understand something more than what they see, in this particular case the girl has a moment of clarity and then goes back to her drunken state.  I know some people who have a third eye, myself I only have two.

-There´s a one page comic called “Srsly Sry”. In the end of that dream you reconciled with yourself. In perspective, how powerful is your dreaming for intimate processes as healing or understanding interior changes?
Very powerful, when I pay attention to it. But it would be useless without writing. Dreams are so easily forgotten. There’s more chance I would recall what I had for lunch on a particular day a year ago than I would remember a dream I had that night.

-Except from the part you wear the clothes that you found underwater, you´re nude in every page. Are you ok with being nude in dreams?
I rarely have dreams about being naked, those typical ‘Oh no, I’m naked at school’ kind of dreams – I never have them. Everyone asked me about the nudity in that book. “Why is she naked?”. I said it’s because she is asleep, of course. But I think I just wanted to draw this girl naked to make a point to myself. She’s not an object of desire (or of ridicule), it’s just her body and that’s the way she is, it exists and it has the right to exist without being contextualized. All my characters were naked at the time.

-Did you have any thoughts about the reception of the album or what people would learn about you?
I didn’t really have any expectations. It wasn’t like an personal diary, it’s a comic book, there is still that distance. And also although I tell very personal things I’m naive enough to believe that only I know what it’s really about. Anyway, it doesn’t matter what it’s really about, as long as it makes sense for the reader who make their own interpretation of the story.

© Photo by Mathilde Vangheluwe

Photo by © Mathilde Vangheluwe.

-Has this album influenced (in the way you draw, ambientation, rythm, etc) your other comics that are not dream-related?
Yes definitely, my stories have gotten a lot more surreal since then. All the dream elements are still there and I find it hard to draw a realistic story. Somebody is bound to have a third eye at some point, or disappear into a tree, or fall asleep and have a strange dream. It’s all constantly changing anyway, I have no idea what I’ll be doing in five years, but that stuff is still there right now.

-What other artists that work with their dreams do you know?
The Belgian surrealists, Frida Kahlo, Winsor McCay, Jim Woodring, Anke Feuchtenberger, David Lynch, and this swedish filmmaker Roy Andersson, I really like him a lot. I like anything dreamy, I guess every artist I like is influenced somehow by dreams, even if it’s not the main subject of the work.
(I’m always looking for movies that are like dreams, so if anyone has recommendations please send them over at valentine.chong (at) gmail.com!)

-Would you ask one of your best friends to share a recent dream about you?
Okay, I asked and I already have something! My good friend Mathilde Vangheluwe writes:
“I dreamed the other day that we were drinking tea together but the infusion was this strange baby root, like in the little comics of Vähämäki*. And you were never answering my questions and just sipping sipping quietly. But that was just a part of a dream in which our house was a gigantic tree house like in a book I read in the book store”.
*(Mathilde refers to “In the garden” by Amanda Vähämäki).

-What about TMH?
We started this collective in 2012 with friends from school, and now we are constantly working together, printing books, giving workshops in schools, going to comics festivals and zine fests, preparing exhibitions… it’s always busy. The name Tieten Met Haar means Hairy Tits, which makes people laugh sometimes. These guys are my best friends, I see them every day. Here is our tumblr http://tietenmethaar.tumblr.com/

Boy, what happened?

mayo 9, 2015

#32. BOY, WHAT HAPPENED? - By Tim Peacock

#32. BOY, WHAT HAPPENED?
Six dreams by children from La Habana, Cuba.
© elmonstruodecoloresnotieneboca & Tim Peacock.

 

© Tim Peacock

Tim Peacock
Ilustrador del acordeón de sueños cubanos “¿QUÉ PASÓ NIÑO?”.

ENTREVISTA
JULIO 2015

-¿Quién eres?
Hmm, sólo soy un chico que trata de sobrevivir en Brooklyn mientras hago arte, veo a los amigos y viajo un poco. Por ahora.

-¿Eres la misma persona al despertar y al anochecer?
Creo que sí. No tengo horario para trabajar ni un plan sobre cómo funcionar. Es circunstancial y depende mucho del ambiente. Tiendo a ser más productivo de noche, pero coincide con el momento en que todos mis compañeros están rondando por la casa, y también me gusta estar con ellos.

-¿Qué símbolos recurrentes aparecen en tus sueños?
Yo no diría que hay imágenes que se repiten en mis sueños, pero antes solía soñar con un hombrecito diabólico con el que tenía que pelear, y le metía dinamita en la boca y cuando le explotaba la cara revelaba un robot en su interior.

-Cuéntame un sueño reciente.
Estaba con un montón de amigos en un gran festival de Vine (la app). Era como la Coachella de Vine. Uno de mis amigos estaba muy emocionado y empezó a conseguir muchos seguidores y se volvió un Viner famoso.

-¿Cuál es tu lugar predilecto en Brooklyn?
Sin duda mi vecindario en Bedstuy es mi hogar. No hay muchos restaurantes ni bares cool (tampoco voy a menudo), pero la mayoría de mis amigos viven muy cerca, y caminando o en bici los visito a menudo. Chinatown es mi lugar preferido en Manhattan, especialmente Columbus Park, un parque muy chido con muchos viejos jugando ajedrez, tocando música, bailando y cantando. Además, hay grandes tiendas y lugares de comida barata en el área.

-¿Alguna vez, viviendo en Brooklyn, te ha parecido estar dentro de un sueño?
Una vez mis amigos y yo nos colamos en una fiesta VIP de Manhattan y acabamos siendo escoltados a la afterparty, cada uno en su propio coche deportivo con un chofer que recorría la ciudad. Muy divertido.

#32. BOY, WHAT HAPPENED? - By Tim Peacock


-¿Quién de tu familia te transmitió el amor por dibujar? ¿Recuerdas algún episodio de tu infancia que te haya conectado con el dibujo?
Tengo dos hermanos que dibujaban, probablemente tanto como cualquier otro niño. Mientras dibujaba con ellos, yo era el más interesado y siempre llevaba un sketchbook donde dibujaba mis propios cómics. No recuerdo un momento clave que motivara mi inicio en el dibujo, pero hace poco encontré una camiseta del kinder con autorretratos de todo el grupo. Todos los dibujos eran monitos de palo, ¡pero mi autorretrato era muy bueno! Llevaba unas gafas de sol e incluso pelo de pico. De modo que me inicié en el dibujo muy joven.

-¿Recuerdas libros, películas o dibujantes que de niño te hayan motivado a dibujar?
No crecí en un ambiente que me motivara artísticamente, así que siendo niño y adolescente disfrutaba cualquier cosa que pasaran por la tele y de los videojuegos que jugaba. Como crecí en México, me gustaba mucho el Anime. Por alguna razón es muy popular allí. No fue hasta la universidad cuando descubrí lo que de verdad me motiva en el arte.

-¿Ha sido una transición natural pasar de dibujar tus cómics a realizar ilustraciones editoriales? ¿Crees que los grandes medios en Estados Unidos valoran la pureza de cada dibujante?
En realidad la transición fue el revés: pasar de hacer ilustraciones editoriales a dibujar cómics. Debido a que mis estudios se centraron en la ilustración, y a los largos periodos de tiempo que exige hacer cómics, no fue fácil dibujarlos mientras estudiaba.
Creo que son pocas las publicaciones que valoran el estilo y la voz de cada artista, y a menudo son éstas las que reúnen las mejores ilustraciones. Diría que, desafortunadamente, la mayoría de publicaciones o compañías en USA promueven una estética que intenta ser accesible y muy comercial, sin ningún tipo de riesgo. Cosa que también es válida, pero no emocionante.

-Me has dicho que te divierte más dibujar cómic que ilustrar, ¿es así?
Por mucho que me guste la ilustración y ver mi trabajo publicado, al fin y al cabo son trabajos inspirados en ideas y palabras de alguien más. Disfruto el reto, pero lo que de verdad me gusta es tener la libertad total de escribir y dibujar mis propios cómics. Dibujar cómics es agotador y exige mucho tiempo, y aún me queda mucho por aprender; pero el mundo del cómic y su comunidad de artistas me emociona mucho más que el de la ilustración. Lo supe en la universidad cuando descubrí artistas como Tanino Liberatore, Jaques Tardi, Moebius, Joost Swarte y Katsuhiro Otomo… todos autores de mis obras favoritas hasta la fecha.

-¿Cuál ha sido la película más reciente que has visto en el cine, con quién?
La única peli que he visto en el cine en lo que va del año fue Mad Max: Fury Road, hace unas semanas. Soy muy fan de las series originales (“The Road Warrior” es mi favorita). Fui con amigos y debo decir que la película es increíble y hace honor al legado de Mad Max.

-¿Qué recuerdo guardas de tu última visita a México?
Mi último viaje a México fue hace 7 años, un viaje familiar a la playa. Visitamos también la ciudad donde viví de niño y fue impresionante y loco ver lo mucho que ha crecido. Me gustaría volver solo en un futuro próximo, y tal vez quedarme a vivir allí por una temporada corta.

-¿Cuál será tu próximo viaje? ¿Qué esperas encontrar?
Durante los próximos meses recorreré Asia de mochilazo. Tailandia, Camboya, Vietnam, China, Japón, y probablemente algún otro lugar. ¡Dibujaré en mi sketchbook durante el viaje! No sé lo que me espera, excepto que encontraré comida increíble y barata. Me gustaría también recorrer la costa de Vietnam en moto. Sería la primera vez que voy en moto. Cruzo los dedos.

-¿Qué nos espera en el segundo volumen de tu cómic “Pleaser Palace”?
Me quedan pocas páginas para terminar el volúmen 2. Hace mucho tiempo que debí acabarlo, y mi próximo viaje va a retrasarlo aún más, ¡pero llegará! Esperen un cómic con más páginas, lleno de acción, misterio, más personajes e historias por descubrir.

 ~

(Traducida del inglés)

 

Gato Truena Pies

febrero 22, 2015

© Alejandro Rodríguez León

© Alejandro Rodríguez León.
Prueba de estado. Grabado sobre metal. Febrero 2015
.

Gato Truena Pies. Seis sueños de niñas y niños de Mazatlán, México.

¡Nuevo acordeón de sueños de Alejandro Rodríguez!

Work in progress

++
PATINAR SOBRE LA PLANCHA
(Roger Omar charla con el genial grabador y pintor mexicano Alejandro Rodríguez.      Abril 2015, España)

¿Cuáles imágenes te emocionan? Las que no son evidentes, las que me transmiten hapticidad y activan todos mis sentidos. Ésas donde no solamente me recreo en la apariencia externa sino que empiezo a tocar, a escuchar, incluso a oler. Lo que me emociona de una pintura no es lo que cuadra en mi cabeza ni lo perfecta que puede ser una manzana o una cara, sino lo que hay más allá. Si en la imagen percibo tres o cuatro capas de pintura, entonces ya percibo un proceso que se está construyendo, y no tanto el resultado final. Lo que aportan las grandes obras es justamente el proceso. “Las Meninas”, por ejemplo, no es únicamente la representación del pintor y las infantas. Es también la superposición de las pinceladas, la mezcla del color en mordiente… todo eso habla.
¿Te emociona adquirir conciencia del proceso que generó la imagen? Claro, porque lo otro es lejano, industrial, muy obvio.
¿Qué te emociona de la xilografía? (Suspiro) Su dureza y al mismo tiempo suavidad. Al cortar en contra del sentido de la veta, siento la posición de la madera. Al tallar estoy imponiendo algo pero al mismo tiempo recibiendo una respuesta. Si logro captar esa respuesta de la madera y hacer un diálogo, va surgiendo la magia. Cuando no hay diálogo, quizá el único éxito será lograr hacer lo que imaginaba inicialmente, con más o menos dificultad. En la madera DM, por ejemplo, no hay veta ni dirección. Se usa porque es más fácil de tallar que la madera. Eso no me atrae.
¿Te atrae entonces luchar contra el medio? Sí, todo es una lucha, una batalla.
¿Quién muere en esa batalla? Mi racionalidad, mi lógica, mi sentido común.
¿Qué diferencias encuentras entre el grabado sobre madera (xilografía) y el grabado sobre metal (calcográfico)? El grabado en metal me obliga a tener un proceso pausado y reflexivo. En la xilografía puedo ser vertiginoso y resolver en una hora. Puedo usar una gubia ancha, una gubia fina, un cuchillo, lo que sea. En el grabado en metal dibujo con un buril (una herramienta de no más de 1mm de grosor), lo que me obliga a sentarme más tiempo… y eso puede ser peligroso porque puedo perder la visión de la totalidad y quedarme en el detalle (…) En mi caso comienzo con la profusión, la saturación casi total del espacio, y luego voy quitando, sintetizando, abstrayendo. No estoy obcecado por el detalle ni por el resultado relamido o figurativo que se espera.
Me has contado que al pasar tantas horas dibujando sobre la plancha de metal llega un momento en que tu razón se cansa y empiezas a ser más perceptivo, y que eso es precisamente lo que buscas… ¿Cómo consigues cansar a la razón y empezar a fluir? Cuando trabajas en tu hemisferio izquierdo, trabajas por inercia, eres previsible, lógico, secuencial, trabajas por concepto, por dogmas. Todo eso vale para un trabajo donde necesitas ser organizado, pero no cuando intentas aportar a la imagen algo más que la simple representación.
Se suele pensar que de pronto se te ocurre una idea maravillosa y la dibujas, ¡pum! No es así. Tienes que estar dibujando y dibujando, hasta que después de muchas horas llega un momento en que todo lo que esperabas de la imagen no vale. Puedes enfadarte, y en ese momento de enfado o desilusión, en ese momento de “¡me da todo igual!”, se aparta la lógica y entra tu intuición, lo que eres, tu cuerpo (ya no eres sólo mente), surge el clímax. Es como si patinaras sobre la plancha.
¿Qué valores gráficos aprecias en el grabado en metal, ya sea en tu obra o en la de otros? El uso del espacio. El espacio en todo el soporte, no sólo en el centro. Cuando todo está relacionado entre sí, cuando no prevalece la figura sobre el fondo. Cuando miro un grabado y no miro lo que está representando. Cuando mi vista me lleva a indagar y empiezo a profundizar y a descubrir cosas. Ese resultado no se logra queriéndolo hacer, sino interiorizando el dibujo y la técnica, estando muy inmerso en el lenguaje que utilizas. El grabado es un trabajo físicamente pesado. No se trata únicamente de “mira qué bien se ha resuelto aquí la luz”… eso es miel para el ojo. A mí no me gusta la miel. Me gusta encontrar lo amargo, la ácido, lo áspero. Y eso solamente se consigue cuando rebasas la apariencia final de la imagen, o cuando el mismo proceso te induce a ir descubriendo.
Piensa en la gente que aprecia tu obra: ¿qué crees que les gusta? Yo diría que les sorprende la relación de las formas, quizá encontrar elementos aparentemente contradictorios que funcionan. Lo insólito, pero creíble. ¿Cuándo has visto un perro que vuele? Pues allí, en el grabado.
¿Cómo describes tu dibujo? Dibujo con asiduidad. No dibujo de memoria. Cuando dibujas de memoria estás reproduciendo lo que ya sabes hacer. Yo dibujo lo que tengo a mano. Si aquí me pongo a dibujar el árbol [que tenemos enfrente], aunque ahora mismo estoy nombrándolo, llegará un momento, después de una hora, hora y media, que no esté dibujando el árbol sino un espacio que tiene una estructura y una dirección, con zonas blandas y duras, algunas negro sobre blanco, otras blanco sobre negro… entonces empiezo a establecer algo que trasciende el nombre y lo nombrado. El dibujo no es una meta. Es un trabajo diario que pierde fluidez si lo abandonas.
Dices que no sueles apegarte a los bocetos… Tenemos esa tendencia inculcada de que hay que partir de algo; ir atados, bien agarrados, para emprender algo. Para mí la temática es sólo un punto de partida, un pretexto, y de ahí empiezan a fluir imágenes. Hay imágenes que me interesan más y me motivan a buscar, a indagar posibilidades. No trabajo como la gente puede imaginar que surge un grabado: haciendo el esquema, el encaje, metiendo las figuras dentro de ese encaje… no, no. Cuando empiezo un grabado estoy saturando, raspando, y si de pronto me doy cuenta que no funciona, reacciono y hago otra cosa totalmente distinta… y empiezo a encontrar algo y sigo esa indicación que me da la plancha, borrando, raspando, dibujando…

Era una vaca

septiembre 6, 2014

#19 - I WAS A COW - BY TAKEUMA

Era una vaca. Por Takeuma.
Seis sueños de niñas y niños de Mallorca, España.

 ~

TAKEUMA (Osaka, 1981)

Breve entrevista, realizada por Roger Omar en febrero 2012.

 

Roger: ¿Quién es Takeuma?
Takeuma: Un ilustrador que vive en Kioto.

-¿Recuerdas alguna experiencia valiosa relacionada con tus primeros dibujos?
A los 3 o 4 años dibujé un cangrejo y quedó precioso.

-¿Hay inteligencia en el acto de dibujar? ¿Ejercitas el cerebro tanto como la mano?
No me gusta el trabajo mental. No disfruté estudiar pero siempre he disfrutado dibujar.

-Estuviste en la universidad, ¿cierto?
Me gradué como diseñador. Pero soy un dibujante autodidacta.

-Tu dibujo es inteligente, sencillo, preciso, con sentido del humor. ¿Puedes arrojar algo de luz sobre tu trabajo?
Me gusta mirar. Guardo mis experiencias en cajones y recurro a ellas de acuerdo al tema. También me fascina Makoto Wada, un gran ilustrador japonés que dibuja maravillosamente con una línea simple.

-Entre la inmesa riqueza del dibujo japonés te distingue un estilo propio. ¿Cómo ha surgido?
Simplemente he dibujado tanto como he podido. Hay muchas cosas que no consigo dibujar todavía.

-¿Tendrían tus dibujos la misma precisión si trabajaras sin método ni deadline? ¿Hay un Takeuma salvaje en alguna parte?
Mis dibujos libres son distintos a mis ilustraciones. Disfruto bocetando libremente. Sería ideal que mis dibujos libres fueran mis ilustraciones de trabajo. Aún no soy tan bueno.

-Cuéntame tu rutina diaria de trabajo.
Me levanto a las seis de la mañana. Tras desayunar busco en internet materiales de referencia e imprimo algunos. Luego me voy a dibujar a una cafetería. Mi esposa termina de trabajar antes de la una, así que comemos juntos. Después de comer voy a otra cafetería y sigo dibujando. Es muy importante que las cafeterías sean cómodas. Después de dibujar regreso a casa, escaneo los dibujos y los termino en la computadora.

-¿Qué valores (útiles para tu trabajo) has aprendido de tus padres?
Mis padres son muy flexibles. No persisten en ningún punto de vista. Esa perspectiva me ayuda mucho.

-¿Hay en Kioto alguna consideración particular hacia los dibujantes, en contraste -por ejemplo- con los jardineros?
En Kioto abunda el arte y el diseño. Hay un “Museo Manga” y en la universidad una asignatura llamada “Manga: i.e. comics”. Pero la profesión no tiene un estatus especial.

-Y en Japón, ¿se motiva a los niños a dibujar en la escuela?
A los niños se les imparte una clase de arte una vez a la semana. Claro que es poco tiempo comparado con el que se dedica a las matemáticas y otras materias, pero creo que es suficiente durante ese periodo. Disfruté mucho esas clases.

-¿Qué es para ti un “buen dibujo”?
Un “buen dibujo” es un dibujo que me impresiona… difícil definirlo en palabras, es una sensación.

-¿Qué crees que valora la gente de tu estilo?
Mis ideas, la línea simple, y lo fácil que es entender mis dibujos.

-¿Hay algo en lo que te consideres torpe?
En el dibujo al natural. Casi nunca estoy satisfecho con el primer resultado. Tengo que dibujar y redibujar hasta que queda bien.

-¿Qué te hace reír a carcajadas?
Me reí cuando vi “Paul”, una película americana del 2010… Es ridícula y chistosa, ¿la has visto?

-¿Recuerdas algún sueño reciente?
Soñé con un robot al que llevaban a una fábrica para darle mantenimiento. Y el robot empezaba a matar a todos y trataba de reemplazar a la persona que sirvió de modelo para construirlo. No recuerdo los detalles. Los sueños son misteriosos.